¿Vida en Venus?

Por ELEONORA POITEVIN

El acontecimiento del momento…

Así como pasó en el pasado con otras importantes noticias científicas, el acontecimiento que ocupó toda la atención mediática y especializada hoy ha sido la confirmación del descubrimiento de fosfano o trihidruro de fósforo (PH3) en la atmósfera del “gemelo maligno” de la Tierra, nuestro querido Venus.
 
Pero, ¿qué es el fosfano (o fosfina) y por qué su descubrimiento en la atmósfera venusina es tan importante?
 
El fosfano es un gas incoloro, tóxico y con un olor que podría resultarte desagradable (ajo o pescado podrido). Lo interesante es que es un compuesto que se considera un “Biomarcador”, es decir, una sustancia que podría estar indicando la presencia de algún proceso o estado biológico (microorganismos), y para hacerlo aún más interesante, son poquísimas (dos) las formas que se conocen en que se produce este compuesto:
 
1. De manera artificial para algunos procesos industriales.
2. Por microbios que prosperan en ambientes sin oxígeno (anaerobios).
 
Queda claro que en Venus no existen fábricas, así que descartamos la primera opción. Pero antes de dejarnos abrumar por la emoción, es bueno tener en cuenta que los mismos autores de la investigación han pedido mantener la calma, pues se podría estar originando a partir de procesos fotoquímicos o geoquímicos desconocidos hasta ahora por nuestra ciencia, aunque también está la otra opción, la más fascinante: que se trate de algún microorganismo que esté produciendo naturalmente ese fosfano.

“Tomando en cuenta que ya se ha encontrado la molécula en otras partes del Sistema Solar, ninguna había sido en un planeta rocoso con indicios pasados de habitabilidad”

Pero…

¿hay fosfano en otras atmósferas?

Si, en la de la Tierra (en poquísimas cantidades) y también se ha detectado en los gigantes gaseosos del sistema solar, aunque en estos se encuentra muy por debajo de la atmósfera superior, a altísimas temperaturas y presiones.
 
Además, el descubrimiento de fosfano en la atmósfera de Venus se vuelve aún más relevante pues siempre se suele asociar a este planeta como improbable para albergar vida debido a sus condiciones infernales, pero luego del descubrimiento de ayer este concepto cambiará radicalmente. 
 
Es importante tener claro que NO se ha confirmado vida en Venus ni mucho menos, así de momento el descubrimiento sea bastante prometedor. Como decía Carl Sagan:  

“Afirmaciones extraordinarias, requieren pruebas extraordinarias”

Al parecer queda mucho por investigar y observar, y los datos no son del todo concretos para poder indicar que estamos hablando de “vida”.

 

Por MARÍA INÉS SUÁREZ

¿Cómo realizaron el descubrimiento?

El estudio se llevó a cabo por un equipo internacional de investigadores encabezados por Jane Greaves (Universidad de Cardiff) haciendo uso de los radiotelescopios ALMA (Atacama Large Millimeter/submillimeter Array), en Chile, y el JCMT (James Clerk Maxwell Telescope) en Hawái.

Nuevas exploraciones a Venus:

Es importante mencionar también que la NASA hasta el día de hoy ha dejado un poco de lado las investigaciones en Venus; evidentemente ya se esta hablando de nuevas misiones, puesto que la investigadora inglesa Jane Greaves apuntó que el siguiente paso es enviar una misión a recolectar muestras de aire para determinar insitu si el fosfano es producto de actividad orgánica.

“De no existir otro método que pueda recrear la molécula del fosfano, nos encontramos ante un indicio potencial de vida en la atmósfera de Venus”  Profesora Jane Greaves de la Universidad de Cardiff en Reino Unido.

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on telegram
Share on reddit
Share on skype

Deja un comentario

QUÉDATE CERCA

Suscríbete y recibe mucha información astronómica actualizada.

0
0 item
mi carrito
Empty Cart